INTERIORES IRREALES
Armando Alvarez Bravo

Desde que inició su carrera, la artista, por encima del oficio y la certidumbre de que la pintura debe ser esencialmente pintura, ha sabido enfilar con tenacidad su propia senda. Y ese rumbo se concentra en discurso plástico de sus interiores.

(...) Son habitables y fantásticos los nuevos interiores. No pueden situarse en el espacio y quizás también procuran evadir la servidumbre del tiempo, estableciendo un juego aleatorio de cosas y detalles arquitectónicos y simbólicos. Estamos ante una irrealidad que no deja de convocarnos desde los lienzos a instalarnos en su espacio. Lo hace con su carácter insólito, con una singular e inexplicable interpretación de la belleza y con un inmenso silencio.

(...) Es como si esos cuadros, estas ilustraciones de diversos sueños, fueran el espacio final para estar y, desde sus centros, crear otros espacios. Tan íntimos, se abren a una suerte de inmensidad que participa del espejismo de esa maravilla que todos figuramos y no sabemos y no podemos alcanzar.

(...) La pintora deja en ciertas zonas detalles perfilados por el dibujo, pero deliberadamente sin terminar. Son como un juego que nos permite adueñarnos del conjunto si los completamos sin la intervención de la artista.

 

Armando Álvarez Bravo
Extracto del artículo: "Carreño, sus interiores irreales", publicado en la revista Arte al día, Buenos Aires - Miami, octubre del 2000.