TIEMPO VISIBLE
Carlos Navarrete

(...) Su casa-taller de Milán, según recuerdo, estaba poblada con pequeños objetos obtenidos como testimonios de (sus) peregrinaciones.

(...) La frase del poeta Diego Maquieira: "Vivíamos en la curvatura de los confines" fugazmente pasó por mi mente, casí de un modo imperceptible, para trasladarme en tiempo y en espacio a esas pinturas. Esas (...) configuraban un diario de vida intimo, donde las vivencias se iban traduciendo a imágenes pictóricas y el espacio "taller" de Andrea no era otra cosa sino un gran laboratorio para llevar a cabo los relatos de sus viajes.

(...) En esta nueva serie de pinturas y trabajos sobre papel, A. Carreño exploraba en las posibilidades del dibujo y la estética del "collage" para entregarnos imágenes construidas a partir de la acumulación de fragmentos visuales, los que eran la traducción del viaje y la memoria como expresión sensible.

(...) De manera consciente la artista siempre se encarga de invertir el tiempo de producción pictórica, como signo del recuerdo recuperado, claro está, la mayoría de las veces condensado en la intensidad lumínica del espacio pictórico.

 

Carlos Navarrete, junio 2004
Extracto del catálogo publicado con motivo de la exposición "Tiempo Visible", Galería Artespacio, Santiago, 2004.